Promueven desprestigio del INE para exterminarlo

Morena promueve el desprestigio del INE para exterminarlo, Tras La Verdad, Por Héctor Parra Rodríguez.

Nunca el Instituto Electoral había recibido deleznable trato por el partido en el poder, legisladores y el presidente de la República. Después del desastre electoral cometido por el poblano Manuel Bartlet Díaz, siento entonces presidente de la Comisión Federal Electora y Secretario de Gobernación, en el gobierno de Carlos Salinas de Gortari. Nace entonces el Instituto Electoral.

La sociedad civil y partidos políticos, en conjunto con el gobierno salinista, dieron vida al nuevo órgano electoral que se haría cargo, desde aquellos ayeres, de los procesos electorales. El ejemplo legislativo fue adoptado por las legislaturas de todos los Estados, crearon sus institutos electorales.

Con el paso del tiempo los legisladores fortalecieron las atribuciones del hoy Instituto Nacional electoral. Inicialmente nombraron magistrados electorales, integraban el Consejo General; pasarían a ser nombrados consejeros ciudadanos, para quedar en definitiva la denominación de consejeros electorales. Profesionalizaron sus funciones. Los partidos políticos, por medio de sus legisladores fortalecieron constitucionalmente al máximo órgano electoral. Hoy desempeña muchas de las actividades procesales que anteriormente estaban en manos de los institutos locales, creando los Organismos Públicos Electorales, conocidos como Oples. Todo fue con el objetivo de evitar que los gobiernos locales y federal metieran mano en las funciones electorales. De ahí la denominación de autonomía jurídica, técnica y administrativa de todas sus atribuciones.

Sin embargo, esos mismos partidos (parásitos) no han dejado de meter mano en las decisiones trascendentales como nombrar a los Consejeros Electorales. En manos de la Cámara de Diputados está la atribución acorde con el artículo 41 Constitucional, bajo la condición de ser designados, al menos, por votación calificada de las dos terceras partes de los legisladores presentes. De ahí que los últimos consejeros hayan sido nombrados por Morena y sanguijuelas.

En su momento los partidos políticos, por medio de los representantes, formaban parte de la toma de decisiones del consejo. Los representantes también votaban. Posteriormente ellos mismos se quitaron la atribución reformando la Constitución y leyes secundarias. Solo pueden votar y tomar decisiones los consejeros electorales. Los representantes de los partidos y representantes de los grupos parlamentarios (dobletean) de la Cámara de Diputados, si bien forman parte del consejo, solo tienen derecho al uso de la voz. No votan. Esta conformación del consejo impidió el “mayoriteo” en la toma de decisiones por parte de los partidos políticos.

Es por ello la desesperación del grupúsculo de AMLO, de Mario Delgado, Ricardo Monreal, entre otros. No pueden meter mano en la toma de decisiones del máximo órgano electoral. No han logrado doblegar la voluntad de varios de los consejeros. Pierden la serenidad y les ganan las pasiones a estos sujetos, creyendo que sus mayorías ficticias en las urnas, les dan derecho a destruir las instituciones que se les venga en gana.

La embestida política ha sido tremenda. No han quebrado a Lorenzo Córdova, presidente del Consejo, ni a Ciro Murayama, consejero experto en derecho electoral. No se han sometido al capricho presidencial. De ahí que el incapaz e inepto de Mario Delgado Carrillo, presidente de Morena, lance diatribas, amenazantes palabras de destrucción del INE, al proponer que debe “renovarse o exterminarse” ¡No puede!

30 año de experiencia, de lucha para lograr la conformación de un instituto autónomo y, por el simple capricho del incompetente de Mario Delgado, pretenda el exterminio del INE, derrumbar la autonomía constitucional ¡Abuso de poder contenido por la Constitución! Con Manuel Bartlet en el equipo de gobierno, seguramente saben bien como fraguar fraudes sin dejar rastro. No son casuales los cortes de energía eléctrica. Practican los “apagones” como nuevo mecanismo para “borrar” cualquier resultado electoral que no les sea favorable. Con Bartlet fue la “caída del sistema” ¡La amenaza de Morena y el gobierno de AMLO es regresar al fraude electoral!

Primero. Les está impedido a las dos Cámaras presentar cualquier reforma electoral 90 días antes de iniciado el proceso electoral, solo después de concluido. Segundo, la altanería de la “bufalada morenista” carece del poder numérico y legal para hacer reformas a la Constitución, si no es con el aval de la oposición en la Cámara de Senadores. Si llegan a perder la fraudulenta mayoría que tienen los diputados en la Cámara, dejarán de violentar cualquier marco legal. Por eso la desesperación.

De ahí su desquiciado miedo. Por eso las bravuconerías de Mario Delgado, Ricardo Monreal, Andrés López y sus huestes. Fraguan el mayor fraude electoral de la historia, no quieren perder el poder que ellos mismos han minado. Nadie cree las calumnias de Mario Delgado, al calificar que el “INE se quedó atorado en el pasado, aplicando viejas prácticas del prian”. Que decir de la difamación que no tiene manera de probar (la escuela de AMLO) cuando dijo: “algunos consejeros electorales en lugar de ser árbitros imparciales están actuando como gatilleros del prian”. La desesperación traiciona a los morenistas. Actúan como ha sido su costumbre: conductas delincuenciales.

Así las cosas, al carecer Morena, Delgado, Monreal y López de toda posibilidad legal para acabar con el INE, enfocaron su artillería al desprestigio. La jauría de políticos se enfoca en la deshonra, la mentira, la amenaza, la calumnia para derrocar al órgano electoral. Quieren que sea el manoseado y manipulado electorado que controlan quien decida en favor de ellos.

Inminente la pérdida del poder de López Obrador. Ni sus fraudulentos “programas sociales”, que son utilizados para comprar voluntades, les darán la falsa mayoría que ostentan. Dado que Morena perderá la mayoría en la Cámara de Diputados, han enfocado su atención en maquinar el fraude electoral, para luego echar culpas al INE. Tienen una enorme estructura humana orquestando el fraude; para ello trabaja personal del gobierno federal y Morena. Los “sicarios electorales” preparan el fraude para no perder el abusivo poder político.

 

desprestigio del INE

Tras La Verdad / Por: Héctor Parra Rodríguez

Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión del Portal que lo replica y pueden o no, coincidir con las de los miembros del equipo de trabajo de Red Informativa 7., quienes compartimos la libertad de expresión y la diversidad de opiniones compartiendo líneas de expertos.

Deja una respuesta