La conducción la va a llevar a cabo PEMEX

La autosuficiencia energética como principio de seguridad nacional es uno de los ejes rectores para el desarrollo económico de México. La demanda interna de petrolíferos en 2018 tratándose de gasolina, diésel y turbosina alcanzó un millón 200 mil barriles diarios, mientras que la producción promedio para el mismo año fue de 360 mil barriles. El diferencial se cubrió con importaciones, poniendo en riesgo la seguridad energética del país.

Una vez que se haya concluido el plan de rehabilitación de nuestro sistema nacional de refinación anunciado por el presidente de la República, la capacidad instalada permitirá alcanzar una producción estimada de alrededor de 900 mil barriles diarios, con lo que aún no sería posible satisfacer la demanda actual.

Es por ello que el gobierno de la República ha decidido construir una refinería en el puerto de Dos Bocas, Tabasco, como uno de los principales proyectos para lograr el rescate de la soberanía energética de México.

Debido a que el procedimiento referido ha sido declarado desierto en términos de ley, el presidente de la República nos ha encargado llevar a cabo este proyecto y para el cual va a asumir la coordinación la ingeniera Rocío Nahle García, secretaria de Energía del gobierno federal.

En tal virtud, Petróleos Mexicanos pone a disposición de esta coordinación a cargo de la secretaria de Energía los recursos financieros, técnicos, humanos y materiales necesarios para cumplir con tal encomienda del presidente.

Esta decisión está basada en el propósito de brindar total transparencia, legalidad, agilidad y rendición de cuentas a todas las actividades que serán necesarias para ejecutar los trabajos correspondientes.

El propósito de esta coordinación es operar con autonomía de gestión y con las facultades necesarias para ejercer de manera eficiente y directa el presupuesto asignado al proyecto que para el presente año es de 50 mil millones de pesos.

Esta coordinación para la construcción de la refinería, la nueva refinería de Dos Bocas no se verá afectada por la operación diaria de Petróleos Mexicanos, ya que su único y exclusivo objetivo será cumplir con la encomienda del ciudadano presidente.

                                       ROCÍO NAHLE GARCÍA, SECRETARIA DE ENERGÍA:

Nada más comentarles que después del inicio de este gobierno, a 107 días de este gobierno se hizo la licitación de una refinería. Este es un tiempo récord nunca visto en el país, y a 158 días de gobierno se emitió el fallo después de una convocatoria de licitación con invitación restringida a cuatro empresas.

De las cuatro empresas, la empresa Technip manifestó su declinación a participar y las otras tres empresas presentaron una propuesta técnica y una propuesta económica.

Ayer a las 11:30 de la noche se les entregó el fallo y se declaró desierta por incumplimiento a las propias bases que se emitieron para dicha convocatoria.

Por ello, Petróleos Mexicanos en conjunto con la Secretaría de Energía han decidido modificar la estrategia de ejecución del proyecto de la nueva refinería de Dos Bocas, Tabasco. Esta consiste en informar que la administración y el desarrollo del proyecto se realizará a través de Petróleos Mexicanos bajo la dirección de la Secretaría de Energía.

Asimismo, esta estrategia de ejecución tendrá como objetivo beneficiar y maximizar la participación mexicana en el desarrollo de ingeniería, en la fabricación de equipos y en la utilización de la mano de obra especializada, lo que nos llevará garantizar el mayor contenido nacional.

Basándonos en el esquema de proceso propuesto originalmente y con el propósito de maximizar la producción de gasolina y diésel, el objetivo principal es alcanzar la autosuficiencia y soberanía energética de hidrocarburos en el país.

La planeación del proyecto.

Como primer paso en la etapa de planeación se ha conformado el equipo que desarrollará el proyecto. Por instrucciones del ciudadano presidente de la República se ha convocado ya al personal de proyectos de Petróleos Mexicanos, del Instituto Mexicano del Petróleo, de la Procura Internacional de Pemex, de la Secretaría de Energía y de la Organización de Naciones Unidas.

Los principales alcances del proyecto se rigen por las siguientes premisas:

Primero: El plazo de ejecución del proyecto será de tres años, la inversión máxima de ocho mil millones de dólares, y la calidad y eficiencia energética, cumpliendo con los estándares internacionales, serán la base de la construcción de esta importante infraestructura.

La estrategia de ejecución se diseñó y se ajustó de tal manera que permita optimizar el plazo para cubrir la meta de tres años de construcción y reducir el costo del proyecto, capitalizando hasta un 40 por ciento de ahorro sobre los estimados; y esto de los estimados, son estimados de costos que presentaron las diferentes empresas a las que se les invitó, esto como respuesta a lo que había dicho aquí algún periodista.

La ejecución del proyecto para la consecución de los objetivos del proyecto durante la ejecución de Petróleos Mexicanos tendrá el soporte de diversas instituciones del país, universidades, institutos y diferentes grupos colegiados.

Hasta la fecha la Comisión Federal de Electricidad, el Instituto Mexicanos de Ingeniería, la UNAM, Conagua, nos han estado apoyando, a eso es cuando nos referimos a los grupos colegiados.

La administración, coordinación y gerencia del proyecto será realizada por personal del área de proyectos de Petróleos Mexicanos, del Instituto Mexicanos del Petróleo y de la Secretaría de Energía.

Es importante mencionar que se mantendrá la ubicación del proyecto en el puerto de Dos Bocas, Tabasco, en los terrenos aledaños a la terminal marítima existente, propiedad de Petróleos Mexicanos.

Con el objetivo de asegurar que durante la ejecución se utilicen las mejores prácticas de transparencia y anticorrupción se contará con la participación activa de la ONU.

La dirección del proyecto tendrá su sede en Villahermosa, Tabasco, buscando atender de manera puntual y directa todos los temas relacionados con el proyecto.

Esto también era parte de lo que se pedía en las bases de licitación.

Como fundamento legal, los objetivos señalados por el ciudadano presidente de fortalecer la industria nacional de hidrocarburos como base para generar valor económico, ambiental y social son motivos y fundamentos que guiarán el proyecto de manera que permita lograr las metas planeadas de seguridad energética nacional.

En este tenor corresponde a la secretaria de Energía, como titular del ramo, establecer, conducir y coordinar la política energética del país, de acuerdo al artículo 33 de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal.

Cumpliendo con las acciones y en términos de las disposiciones legales aplicables, en el carácter de presidente del Consejo de Administración de Petróleos Mexicanos y de las empresas productivas del Estado, del sector, tendré a mí cargo las siguientes atribuciones:

Coordinar y promover el proyecto de la construcción de la refinería de Dos bocas, así como también establecer los lineamientos técnicos que deberán observarse en los procesos de contratación y garantizar que se cumpla con las leyes y normatividad aplicable en el desarrollo del proyecto, cumpliendo las metas establecidas de tiempo, costo y calidad.

Iniciamos, como ya lo mencionó el ciudadano presidente, el 2 de junio, con el acondicionamiento del sitio, la ingeniería de detalle e inmediatamente la instalación de lo que ya está en la residencia de obra en Villahermosa, Tabasco, en el tercer piso de las instalaciones del Instituto Mexicano del Petróleo.

Deja un comentario

Login

Contraseña perdida?